martes, 1 de octubre de 2013

Viagra para nuestras flores


Si nos apasionan las flores y las plantas seguro que tenemos nuestro balcón, salón o terraza lleno de distintos ejemplares que con sus colores y aromas hacen que nuestro hogar sea más bonito, armonioso y purificado.

Seguramente conoceremos los cuatro trucos básicos para que nuestras flores crezcan de forma saludable, no sean atacadas por plagas indeseables o no sufran a causa del sol, un mal riego o una localización indebida pero si nos ponemos a indagar seguro que encontramos nuevas ideas revolucionarias que nos ayudarán a que nuestras plantas estén todavía más bonitas, erguidas y sobre todo sanas.

La mayoría de los amantes de las flores saben que si queremos que un ramo de rosas, por ejemplo, viva más días lo mejor que podemos hacer es ponerlas en un jarrón con agua y echar una aspirina (este viejo truco es uno de los más conocidos y además de famoso es muy eficiente).
Sin embargo lo que no todo el mundo sabe es que una compañera de botiquín (no en todas las casas) es perfecta para ayudar a crecer a nuestras plantas de forma saludable, energética y perfecta, y la pastilla milagrosa no es otra que la famosa Viagra.

Y es que esta pastilla azul que sirve para ayudar a muchas parejas a mantener relaciones sexuales (más al hombre que a la mujer) es un perfecto estímulo para nuestras flores ya que si la echamos en el jarrón donde éstas se encuentran notaremos una mejoría que hará que éstas crezcan de forma más vital.

Esto es gracias al oxígeno de nitrógeno que la pastilla contiene ya que éste permite parar el proceso de descomposición de las plantas, alargando de esta forma su vida y permitiendo que nosotros podamos disfrutar mucho más tiempo de su colorida compañía.

Sin duda es toda una noticia ya que hasta hace poco esta famosa pastilla azul podía provocar síntomas de vergüenza al ir a comprarla o incluso rechazo por parte de muchas personas y tiene gracia que actualmente muchas señoras sean las que se dirigen a comprarlas con la única intención de ponérsela a sus plantas y no en el vaso de agua de su marido.

Y es que el mundo de las flores y las plantas no deja de sorprendernos y seguro que dentro de poco tiempo volveremos a encontrar soluciones y trucos que a día de hoy nos parecerían imposibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario